Cuáles son los alimentos más baratos



Llenar la cesta de la compra en los últimos tiempos se ha convertido en una misión de alto riesgo, especialmente para el bolsillo. En poco tiempo hemos visto cómo el precio de los alimentos ha sufrido un importante incremento, por lo que necesitamos gestionar bien el presupuesto con el fin de poder alimentarnos sin tener que renunciar a otras necesidades básicas.

Sin embargo, y a pesar de tener que ajustarnos a una cantidad económica más limitada, no debemos renunciar a todos esos nutrientes que consiguen que nuestro organismo esté bien alimentado y lleno de energía. Quizás la clave está en conocer cuáles son aquellos alimentos que tienen más proteinas y nos aportan más beneficios para nuestra dieta. Quizás sea el mejor momento para hacer un cambio de hábitos en la alimentación. Pero ¿sabes qué alimentos conservan todos sus nutrientes y, además, son los más baratos?

Alimentarse bien a buen precio


Debido a la inflación, a los distintos problemas políticos mundiales y al incremento desmesurado de la energía, el precio de la alimentación se ha visto disparado. Tanto es así que según un informe realizado por organismos europeos, los españoles estamos gastando una media de 200 euros más al año por la misma cesta de compra que la de hace solo 12 meses.

Este incremento ha hecho que abandonemos los alimentos frescos, de temporada, para fijarnos en otros que no siempre nos aportan los mejores nutrientes. Está demostrado que en épocas de crisis, los carbohidratos campan a sus anchas por la mayoría de las cocinas. Sin embargo, es fácil encontrar productos sanos y a buen precio, y que además cumplan con las expectativas nutricionales que esperamos.

Cambiar ciertos conceptos a la hora de comprar alimentos


Es cierto que vivimos en un país privilegiado donde podemos encontrar productos frescos de cualquier tipo. Excelentes carnes, riquísimos pescados y una huerta maravillosa que nutre de verduras y frutas a todos los mercados. Sin embargo, son estos productos los que más se resienten en épocas precarias, haciendo que sus precios se disparen.

Según los nutricionistas, lejos de abandonar estos alimentos, ya que son fundamentales en nuestra dieta, ¿por qué no optar por los congelados? Está demostrado que sus nutrientes no varían, incluso, especialmente en el caso del pescado, se conservan mucho mejor. De igual modo pasa con las verduras, que puedes acceder a ellas en cualquier época del año y a muy buen precio.

También a la hora de cocinar podemos adoptar nuevos hábitos, optar por cocinar al vapor, asados o cocidos, olvidándonos de los fritos y, por supuesto, los precocinados.

¿Cuáles son los alimentos más baratos?


Las legumbres


Debe ser un alimento imprescindible en nuestra dieta y, además, se puede preparar de muchas maneras. Una de las formas más sencillas y económicas de acceder a ellas es comprarlas cocidas. Alubias blancas o rojas, garbanzos o lentejas. En ensalada, revueltas con verdura o cocidas con tu compango favorito.

El bote de unos 400 gramos está entre los 60 y 70 euros.


Verduras congeladas


Si hablamos de variedad, es la que mayor oferta nos ofrece en la sección de congelados del supermercado. En cualquier época del año puedes encontrar tus verduras favoritas, sea cual sea su variedad. Habas, guisantes, judías verdes, alcachofas, coles de Bruselas o coliflor. Cada día la lista es más larga, y no nos extraña porque además son muy cómodas para cocinar y conservar en el congelador de casa.

Una bolsa de judías verdes congeladas puede costar alrededor de 1 euro, más o menos lo que puede costar medio kilo de habas finas o 1 kilo de espinacas en porciones.

Pescado congelado


Es otro de los grandes beneficiados por la ultracongelación, y no solo por el precio, también porque este proceso de conservación hace que mantenga intactos todos sus beneficios nutricionales. De igual modo que pasa con las verduras, también encontramos una gran variedad de pescado, incluso aquellos que resultan, casi privativos, para comprarlos frescos como puede ser el pez espada o el salmón.

Entre los más baratos que hemos encontrado tenemos la pescadilla de merluza del Cabo que está el kilo a unos 4 euros. Más o menos como el abadejo.

Pollo y pavo


La carne es también uno de los nutrientes que no deben faltar en una dieta equilibrada; sin embargo, no todas están al alcance de cualquier bolsillo, y mucho más si hablamos de carne fresca. Dentro de toda la amplia gama del mercado, las que mejor equilibradas están en cuanto a precio y valores nutricionales son el pavo y el pollo.

Pero también podemos encontrarlas en la sección de congelados, lo que supone un importante ahorro. Los cuartos traseros de pollo, por ejemplo, están alrededor de 2 euros el kilo. Y los muslos de pollo a 2,50 euros el kilo.

Acostumbrarnos a mirar los precios, comparar nutrientes y buscar nuevas alternativas en la cocina, puede ser la clave para descubrir que, si ponemos un poco de empeño, podemos ahorrarnos un buen pellizco en la cesta de la compra pero sin renunciar a la mejor alimentación.


SI TE HA GUSTADO ESTE POST NO OLVIDES SUSCRIBIRTE AL BLOG PARA NO PERDERTE NINGUNO

Introduce tu e-mail:


Delivered by FeedBurner

0 comentarios:

 

Contacto con V+B

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Suscripción

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

El vino más Barato