Denominaciones de origen de vinos que deberías conocer

Si te gusta catar buenos vinos, ya sea porque eres experto en el tema, porque estás en un proceso de aprendizaje o porque simplemente te gusta consumir productos de calidad, auténticos, atractivos, y con una identificación única, deberías conocer algunas Denominaciones de origen de vinos.
Aunque España destaca a nivel mundial por la alta calidad de sus vinos, existe una gran cantidad de denominaciones poco conocidas. Estas incluyen vinos de todas las variedades, cuya producción es más reducida, pero excelentes igualmente. Por ello, merece la pena que conozcas alguna de estas variedades, tanto por su gran sabor como por su excelente relación calidad/precio. 

Denominaciones de origen

Las denominaciones de origen garantizan al consumidor productos de alta calidad que poseen características inimitables, que los distingue de otros vinos similares producidos con otras materias primas o en otros lugares. En España hay registradas un total de setenta denominaciones de origen de vinos, todos ellos diferentes entre sí y muchas de ellas muy famosas en todo el mundo. Pero también existen otras menos conocidas e igualmente destacables. Veamos algunas de ellas, tanto más conocidas con algo menos. 

¿Qué es una Denominación de Origen?

En primer lugar aclararemos qué significado tiene ser una Denominación de origen. Se considera con este nombre a una región geográfica que produce productos originarios de esa zona en particular, y que por los métodos de producción y las costumbres de los habitantes tiene características especiales que los identifica y distingue de otros productos de lugares diferentes.



Algunas DO

Te presentamos algunas de las más de 70 DO que deberías conocer para comenzar a degustar nuevos vinos únicos y de altísima calidad:

Rioja:

Compuesto por las comunidades de La Rioja, el País Vasco, Castilla y León. Con vinos frescos, aromáticos identificados por contraetiquetas y precintos numerados.

Valdepeña:

Situada al borde meridional de la meseta con 24.000 hectáreas de producción, ofrece vinos consolidados nacional e internacionalmente.

Ribera del Duero:

Situada en las confluencias de las provincias de Soria, Burgos, Segovia y Valladolid, ofrece vinos fundamentalmente tintos.

La Mancha:

Ocupa gran parte de las zonas de  ToledoAlbaceteCuenca y Ciudad Real, y constituye el viñedo más grande del mundo y es conocida como la “Bodega de Europa”.

Navarra:

Ubicada en la Comunidad Foral de Navarra es ejemplo de evolución en la materia y ya se la conoce no sólo por los vinos rosados con los que comenzó sino por su amplia variedad.

Cariñena:

En el Campo de Cariñena, provincia de Zaragoza, en los últimos años ha sumado variedades foráneas a sus producciones, las cosechas generalmente se dan en septiembre.

Jumilla:

42.000 hectáreas que abarcan 6 municipios de Albacete y uno murciano cubiertas en mayoría por uvas de cepa tinta.

Somontano:

Ubicada en la provincia de Huesca, produce vinos tintos y blancos en variedad de calidad apreciada por los consumidores.

Utiel Requena:

Al oeste de la provincia de Valencia tiene al vino como el principal motor económico del lugar. Se distingue por la variedad Bobal, que es casi exclusiva de esta zona.

Penedés:

Integrado por 47 municipios de Barcelona y 16 de Tarragona, está posicionado como mejor productor de vino cava del mundo.

Alicante: 

Estos vinos gozan de una gran tradición histórica. Están divididos en dos subzonas vinícolas, la de Vinalopó en el interior y la de la Marina Alta en la costa. Son elaborados con uvas de la variedad Moscatel de Alejandría y Monastrell. Cuenta con unas cincuenta bodegas inscritas que elaboran vinos de todo tipo, destacando el moscatel, vinos blancos muy aromáticos, que pueden ser secos o dulces.


Binissalem: 

Engloba los vinos producidos en Mallorca. Destacan los vinos espumosos, cavas perfectos para el aperitivo. Los vinos blancos son ideales para acompañar mariscos o pescados y sorprendentes con un queso semicurado de la zona. Las Malvasías merecen una mención, variedades blancas cultivadas en terrazas empinadas. Los rosados, con una variedad color frambuesa y más afrutados y otra variedad color salmón, más ácidos, perfectos para platos de pasta. Y los tintos, que son suaves y acompañan perfectamente a la carne.


Monterrei: 

Es una de las cinco denominaciones de origen que existen en Galicia. Principalmente tiene dos variedades, la blanca y la tinta. Los vinos blancos de Monterrei están elaborados con uvas de la variedad Doña Branca, Albariño, etc; son de tonalidades amarillo palo, frescos, frutales y persistentes en boca. Los vinos tintos emplean uvas como la Mencía y el Tempranillo, de color rojo cereza, equilibrados y con una gran personalidad.


Tierra de León: 

Otorgada a los vinos producidos en el sur de Castilla y León. Produce tres variedades: blanca, tinta y rosada. Los vinos blancos están elaborados con uvas como el Verdejo y el Godello, y se caracterizan por vinos aromáticos, equilibrados, secos, frescos y con cierto amargor. Los tintos se producen con uvas de variedad Mencia o Garnacha entre otras, y destacan por ser de color intenso, aromáticos, secos, equilibrados y con agradables toques frutales y de madera. Y los rosados se elaboran principalmente con la variedad Prieto Picudo, son de color frambuesa o teja, secos, frescos, equilibrados, afrutados y permanentes en boca.



Aunque hay muchas más denominaciones poco conocidas que podrás descubrir. Y así, sucesivamente se pueden seguir mencionando
diferentes Denominaciones de Origen del vino, pero por algunas hay que empezar.



SI TE HA GUSTADO ESTE POST NO OLVIDES SUSCRIBIRTE AL BLOG PARA NO PERDERTE NINGUNO

Introduce tu e-mail:


Delivered by FeedBurner

0 comentarios:

 

Contacto con V+B

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Oferta grandes Riojas

Suscripción

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

El vino más Barato