Entrevistas a #Enobloggers: J Fernando Buitrón del @elemparrao


entrevista a JF Buitron emparrao blog vino

1.-¿Cómo empezó su relación con el mundo del vino?


Desde muy niño, mi abuelo tenía un pequeño plantío en Villamayor de Calatrava, al sur de Ciudad Real. Tras su muerte lo heredamos y me crié conociendo la vendimia y otras labores de la viticultura. Años después comencé a formarme en cata, asistiendo a diferentes cursos hasta que decidí graduarme en la Escuela Española de Cata.

2.- ¿Están los blogs de vino en crisis?

No, puede que estemos viviendo una burbuja, tanto de la enología como de la gastronomía. Si no aportamos información útil e interesante para el lector, finalmente esta burbuja estallará y permanecerán los que se construyeron sobre contenidos sólidos. Ahora considero que estamos en la cresta de esa burbuja, por la influencia mediática, pero no debemos estar haciéndolo muy bien porque el consumo interno no deja de caer.

3.- ¿Qué podemos aprender en su blog?

No mucho, no pretendo tener función didáctica, no me considero con capacidad para tal. Busco divulgar el disfrute sosegado tanto del vino como de la gastronomía, de ahí el nombre, “El emparrao”, como una recreación de las tardes-noches de verano cenando y bebiendo bajo un emparrao. Aunque tenemos alguna sección más técnica, en líneas generales son experiencias personales sin pretensión de adoctrinamiento, y si alguien aprende algo, también nosotros aprenderemos de él o ella.

4.- Se puede ser amateur y hablar de vino.

Si, evidentemente, es más, se debe. Uno de los grandes daños que se está haciendo al mundo del vino, según mi humilde opinión, es la figura de los pseudogurus, que pueden ser de los que otorgan puntos o nuestro vecino iluminado. El vino debe ser una bebida popular, que debe ser divulgada por todos, siempre con humildad, pues se merece el respeto hacia el trabajo de mucha gente, pero cuando no hablamos por miedo al “de vinos yo no sé”, estamos enterrando poco a poco parte de nuestra cultura.

5.- ¿Cuánto cuesta hacer un blog?

Cuesta principalmente tiempo, aunque este puede valorarse económicamente, fundamentalmente según nuestra experiencia la inversión principal es el tiempo. La cuantía va a estar en función de tus objetivos, si buscas más publicaciones y de más calidad, este coste se multiplica. Además de la ocupación directa en escribir los artículos, es necesario mantener activas algunas redes sociales, como canales de acceso al blog, por tanto casi a diario hay que pensar en él. Inicialmente se puede empezar con plataformas gratuitas donde alojarlo, por tanto empezar es muy barato. Otro coste viene de los productos que catas o a los eventos que asistes, pero en este sentido he de decir que antes de empezar a escribir un blog, ya comprábamos vino para catar y visitábamos restaurantes por el placer de disfrutar de su comida.

6.- Su vino/s favoritos

Me cuesta mucho mojarme en esta pregunta y siempre que hago el esfuerzo de buscar uno, pienso en otro que no sería capaz de descartar. Creo que hay tantos vinos y ocasiones que la combinatoria es casi infinita. En Burdeos o Borgoña he probado vinos fantásticos, pero en Galicia también, y posiblemente comiéndome un rodaballo a la gallega en Vigo, disfrute más un albariño de Rias Baixas, que de una pinot blanc de la Alsacia. Hay determinada cocina manchega que hace de la cencibel la más deleitosa, según mi gusto.

7.- ¿Una variedad de uva y una denominación de origen?

Contestaría lo mismo que en la pregunta anterior, y aunque pueda parecer que es una salida políticamente correcta, realmente no es así, es resultado de una reflexión más profunda. No entiendo el hábito de buscar continuas comparaciones y rankings. Creo que esa cultura es especialmente injusta y lesiva, hace poco leí que todavía tenían secuelas los viticultores californianos que cultivaban cabernet sauvignon a raíz de las críticas a ese varietal de la película “Entre copas”, me pareció un poco exagerada la noticia, pero si he vivido el desprecio enológico de áreas geográficas etiquetadas negativamente, y aun haciendo excelentes vinos siguen arrastrando esas injustas etiquetas. Considero que con todas las uvas se pueden hacer buenos vinos, cada uno con su características propias, al igual que en todas las denominaciones hay bodegas que elaboran grandes vinos. Lo importante es vinificar con criterios de calidad y respeto.

8.- Como consumidor: ¿Tienda online o Vinoteca?

Compro en ambas opciones, si la vinoteca es de confianza, me aporta el valor añadido del asesoramiento y del intercambio de información con la persona encargada del establecimiento, creo que esto es parte de la cultura del vino que otras bebidas no tienen. Me preocupa cuando intuyo problemas de conservación, vinos expuestos en escaparates al sol y otras prácticas no muy recomendables. La opción online también la contemplo en pedidos directos a bodega, generalmente tienen buena conservación y con los actuales canales de distribución llegan en corto espacio de tiempo y en buenas condiciones.

9.- Una recomendación

Que se beba vino, sin prejuicios y sin gastarse mucho dinero. Parece simple, pero no lo es, al menos no en España, a juzgar por nuestras bajas cifras de consumo. En el blog hemos inaugurado una nueva sección que llamamos “beber vino sin tonterías”, con la idea que quitar la telaraña de esnobismos que rodea al mundo del vino. Vivimos en un país con una gran calidad de vinos a unos precios más que razonables, hay joyas por 4 euros, comprémoslas y sirvámonos una copa un martes por la noche en la cena. No esperemos a que nos digan que el 14 de febrero debemos gastarnos una pasta en una botella de un millón de puntos para impresionar a nuestra pareja. Posiblemente nos equivoquemos más de una vez, pero os aseguro que iremos poco a poco seleccionado lo que nos parece más apropiado y disfrutareis muchísimo en el camino.

10.-Un consejo para los que están iniciándose en el mundo del vino.

Reitero lo expuesto en la respuesta anterior, además de animar a asistir a alguna cata de iniciación. Otro de los grandes frenos de la cultura del vino, según mi humilde opinión, es el gran número de tópicos y mitos que lo rodean. Si se encuentra un grupo de cata con personas que sepan divulgar la cultura del vino rompiendo estos mitos, nos ayudará a tener otra perspectiva y a disfrutarlo sin prejuicios. Hoy es fácil encontrar espacios enológicos donde la gente se junta y organizan catas y encuentros.

0 comentarios:

 

Contacto con V+B

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Oferta grandes Riojas

Suscripción

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

El vino más Barato